Seleccionar página

El acoso escolar es una lacra cada vez más presente. Por un lado, los casos van en aumento. Y casi se duplicaron de 2015 a 2016, según datos de la Fundación ANAR y Fundación Mutua Madrileña. Por otro lado, cada vez somos más conscientes del problema y éste tiene mayor repercusión. Hoy vamos a ver algunas experiencias que se está realizando con perros para prevenir el bullying.

Los que compartimos piso con nuestros amigos peludos conocemos sus beneficios. Sobre todo, en la formación de nuestros hijos.

Cuidar animales permite que los pequeños asuman determinadas obligaciones e incrementen su sentido de la cooperación y la responsabilidad. Reduce los niveles de estrés y ansiedad. Y les ayuda a manifestar sentimientos como el amor y la felicidad, pero también la compasión.

Esto ayuda a paliar los trastornos emocionales, depresión, fobias, baja autoestima y otros trastornos que sufren las víctimas del bullying.

Pero cuidar un animal también puede beneficiar a los acosadores. Se adquieren conductas positivas, mejoran las relaciones sociales, y se reducen las actitudes violentas e impulsivas.

Trabajo en el aula

Por otro lado, en España se están empleando perros para prevenir el bullying en las escuelas. En estos casos no se trabaja con grupos donde se hayan producido casos de acoso, sino en la concienciación.

Un ejemplo es el de Entrecanes, una asociación que realiza intervenciones asistidas con perros en ámbitos educativos. Y que ha llevado a cabo una experiencia pionera para la prevención del acoso escolar.

En colaboración con la Fundación Caja Rural de Asturias, el colegio público de Tremañes (Gijón) acogió el año pasado un taller asistido con perros.

Durante 8 sesiones trabajaron con los estudiantes para fomentar una adecuada convivencia en clase, construir relaciones positivas y generar un clima que dificulte la aparición de situaciones que desemboquen en acoso escolar.

Curso de adiestramiento

En la Fundación Affinity también están empleando perros para prevenir el bullying. En este caso son los alumnos del centro León XIII de Barcelona los que han participado este año en un programa de terapias asistidas con animales de compañía.

Con el objetivo de fomentar el respeto y prevenir el acoso escolar, 40 estudiantes de 14 y 15 años han realizado un curso de adiestramiento canino. Además, éste se ha desarrollado en horario escolar, como una asignatura más.

En él han trabajado valores como el respeto, la inclusión, la empatía, la mejora de la autoestima o la cooperación en equipo, así como tolerar la frustración y reconducir conductas inadecuadas.

En riesgo de exclusión

Otra increíble iniciativa con perros para prevenir el bullying es la de Conectadogs. Este centro de recuperación canina ha puesto en marcha el programa Pitbullying. El primero en España en el que animales maltratados combaten el acoso escolar en las escuelas.

Estos canes, víctimas de la violencia, se convierten en co-terapeutas de quienes la sufren también. Y su pasado y experiencia permiten que los menores tomen conciencia sobre las secuelas físicas y emocionales de las víctimas.

Además, Conectadogs trabaja con pitbulls y razas PPP para acabar con su mala fama y concienciar sobre su tenencia responsable.