Seleccionar página

El adiestramiento de un gato nada tiene que ver con el de un perro. Cuando queremos que un gato nos obedezca es para que deje de destruir cosas en casa, orinar fuera de su lugar de aseo, arañar, etc. Adiestrar a un gato es posible, pero requiere de paciencia y esfuerzo.

El carácter de los gatos

Los gatos son animales muy inteligentes e independientes. Su educación ha de basarse más en los premios que en los castigos, porque a diferencia de los perros, el comportamiento de algunos gatos puede llegar a ser vengativo. ¿Cómo adiestrar a un gato?

Para que el gato se acostumbre a su nombre y te haga caso cuando lo llames puedes empezar por engañarle con el ruido del paquete de comida. Hazlo sonar mientras dices su nombre y cuando acuda a ti, dale un premio. Pronto relacionará tu llamada con la comida y acudirá sin problema a ti siempre que lo llames.

adiestrar gato 2

La naturaleza felina tiene sus propias características. A los gatos no les gusta que les miren directamente a los ojos, ya que es una forma de retarles. Tampoco les gustan los sustos ni los movimientos bruscos. Intenta respetar siempre a tu gato evitando estos comportamientos con él.

Trucos para educar a tu gato

Algunos gatos tienen comportamientos que son muy molestos para sus dueños e incluso para sus vecinos.

  1. Maullidos nocturnos: Si queremos dormir bien tenemos que escalonar sus comidas. Lo mejor es optar por un dispensador de comida automático que le dará sus comidas de acuerdo con la frecuencia que deseemos. El gato puede que también maúlle de noche por aburrimiento. Si éste fuera el caso recurre a jugar con el gato momentos antes de irte a dormir.
  2. El gato destructor: Para evitar que tu mascota te rompa y arañe todos los muebles lo mejor es darle otras opciones. La mejor de ellas es el rascador. Si aún así tu gato no le hace caso puedes ayudarle a que lo use pasando huesos de oliva, feromonas felinas o hierba de gato. Una buena manera de hacer ver a tu gato que está haciendo algo mal es decirle un “no” seco y rotundo sin más que puede ir acompañado de un poco de agua en spray.
  3. Enseñarle a no morder: Los gatos no muerden siempre para hacer daño, es además un método de juego muy divertido para ellos. Si tu gatito te muerde mientras estáis jugando, acaba la sesión inmediatamente. Pero no retires la mano bruscamente. Esto haría que el juego fuera más divertido aún.

Para que el adiestramiento del gato sea efectivo utiliza siempre las mismas órdenes y la misma metodología. De esta manera, entenderá mucho mejor lo que le estás transmitiendo y al aprendizaje será más rápido. Dedícale entre 10 y 15 minutos todos los días y pronto verás los resultados.

adiestrar gato 3

Con paciencia y dedicación pronto podrás disfrutar de un gato educado que haga caso a tus indicaciones. Y lo más importante que no destroce todo lo que tiene a su alrededor.